Jornadas del Equipo de Niños del Alvarez

Presentación de las Jornadas

Lic. Laura Monczor

Esta jornada surge como efecto de un trabajo que se viene haciendo en el Equipo de Niños, Equipo que está inserto en el Servicio de Salud mental de un Htal General, y que sin embargo se ha hecho su lugar.

El equipo, además de la asistencia a pacientes, tiene a través del Curso de posgrado, y actividades como grupos de discusión clínica, de estudio, y supervisiones, un espacio de formación.

Su particularidad consiste en que quienes lo componen, han transitado por diversos hospitales, muchos por este mismo hospital.

Los espacios de formación, tanto del Curso como del Equipo, no están destinados únicamente a transmitir una enseñanza, sino a promover el cuestionamiento de todos los que trabajamos en él, con la intención de que la transmisión no sea solamente de un “saber- conocimiento”.

La idea de hoy es dar cuenta de este trabajo, con la propuesta de que, leyendo a Borges, “no hay cosa terminada: únicamente existe el libro cerrado para la teología o el cansancio”.

Intentamos, en cada espacio, cuestionar los dogmas psicoanalíticos, psiquiátricos, educativos, e incluso no aburrirnos en esta tarea por más dificultades que lo cotidiano nos presente: que el interés y el deseo sean relanzados y re-encausados cada vez, en cada encuentro con quien nos consulta y en cada propuesta de trabajo.

Muchos de los trabajos que hoy se presentan, de niños por quienes han consultado, nos inquietaron en función de preguntarnos qué es lo que un análisis puede aportar en estos niños cuya subjetividad ha sido o no tomada en cuenta, o sencillamente arrasada.

Otros trabajan los atravesamientos intra e inter institucionales en los tratamientos, cuestión que no puede ser dejada de lado para que el análisis siga su curso.

Hay presentaciones que tratan del inicio y cierre de un tratamiento en el hospital.
Contamos también con la participación de otros equipos del Hospital y de fuera del hospital.

A todos les agradecemos que nos acompañen.

Contamos también con las mesas de apertura y cierre: quienes invitamos son hace años supervisores del Equipo. Muchas gracias también por aceptar la invitación.

Del trabajo cotidiano, surgen situaciones que nos convocan a cuestionarnos: qué de las entrevistas con los padres, y qué de las entrevistas cuando no hay padres o algún referente del niño, como los chicos de los hogares. Cómo responder a los requerimientos judiciales o de la defensoría y qué hacer cuando la defensoría no responde ante un niño en riesgo. Cómo desplegar aquello que se obtura cuando el niño viene diagnosticado según el DSM IV, escudo ideal para que el sujeto se desresponsabilice.

Estos obstáculos nos llevan a tener que recurrir a la invención, cuestión que promovió la convocatoria de este encuentro.

Qué de la época, del Otro simbólico, nos invita a re pensar el psicoanálisis…

En estos tiempos de la impaciencia, soluciones rápidas e intolerancia, pretendemos sin embargo en nuestra práctica poder tomarnos con nuestros pacientes niños, el tiempo de despliegue que nos permita tener el material suficiente para poder intervenir adecuadamente, posibilitar que se modere el exceso pulsional y poner palabras jugando, dibujando, hablando.

Espero que podamos también hacer de este espacio un tiempo para pensar.